El local

La idea y diseño nacen del interiorista Pedro Caballero. Este se fundamenta en los materiales y formas presentes en el mundo del vino. En el techo unas singulares pantallas de luces nos recuerdan a los racimos de uva. La madera, colocada en aparente desorden, esta presente en la mitad de sus paredes, mientras que en la otra, aparece la piedra caliza tan típica en la árida tierra donde crecen los viñedos. Los distintos tipos de iluminación permiten variar nuestra visión en función de la hora en la que estemos presentes.   

_APC0392F.jpg
MP5_HDR2.jpg
_APC0667.jpg